viernes, 22 de octubre de 2010

El deseo del poeta ecuatoriano


El deseo del poeta sé hacer presente aquí en estas líneas,
para dar testimonio que elijamos nosotros mismos un nuevo futuro y empecemos una nueva etapa, es un adjetivo construir un país, mas allá de las ideologías donde los partidos políticos no nos manipulen, sino que prime la sabiduría del buen ciudadano que desea liderar a su pueblo.
Pueblo, donde se pueda construir una sociedad equitativa, amable y solidaria.
Nuestro hermoso país tiene los recursos, tenemos todos los ecuatorianos la capacidad y el coraje.
Donde nuestros jóvenes apliquen la sensatez y los sanos principios y que trabajemos juntos para nuestros futuros.
Pero para un futuro que nos alcance a todos.
que ni el más viejo se canse de luchar por ver hecho realidad nuestros más profundos deseos positivos para nuestra patria.
Digamos juntos voy a luchar, vamos a luchar por cambiar las condiciones que vivimos los hombres y por qué no mejorar los hombres mismos.
Que los ecuatorianos no nos cansemos de reconocer gestos de reconsilisaion y que sean desechados comentarios hirientes y antipatía para nuestros mismos compatriotas, que sea ineludible cuando se trate de mirar hacia adelante y de incluir a todos y a cada uno.
Aspiro a la convivencia de las personas, construyendo lazos entre nosotros mismos, siendo posible una sociedad más justa y sin prejuicios.
Así como una nación como la nuestra integrada por hombres, mujeres, niños y ancianos de todas las razas, culturas, costumbres y de distintos orígenes, pero siempre unidos por los buenos ideales del amor, el progreso y la paz.
Hombres, mujeres desde los 4 puntos cardinales
desde la costa a la sierra, del oriente a la región insular
desde el alma de la madre tierra ecuatoriana, de sus entrañas
este poeta te habla desde lo más profundo de su corazón,
te habla utilizando la razón, todos nosotros estamos llamados a ser uno para hacer todos una patria grande digna y bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada